wrapper

Mexicali.- Javier Enrique, de 28 años de edad, de oficio guardia de seguridad, era el padrastro de la pequeña Ema Sofía, de 2 años, quien al parecer  fue asesinada a golpes.  Médicos legistas encontraron 35 heridas en el cuerpo de la menor.

Así lo estableció el coordinador de la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales (SIE), David Lozano Blancas, quien comentó que el acusado era el único adulto dentro de la casa localizada en el fraccionamiento Misión San Ángel, en Mexicali, donde además cuidaba a una pequeña de ocho meses y una niña de 7.

El funcionario comentó que Javier Enrique era el encargado de cuidar a las niñas debido a que la madre trabajaba todo el día, por lo que no se dio cuenta de lo ocurrido.

Cabe señalar que según la información forense, la infante tenía 35 lesiones en diversas partes del cuerpo, una de ellas sugiere agresión sexual, y tras la evaluación se determinó que tenía evidencia clara de ser una niña maltratada, pues no todas las lesiones fueron ocasionadas en ese momento.

Cuando peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) llegaron a la escena se dieron cuenta que la pequeña tenía alrededor de tres horas de haber fallecido, lo que llamó la atención de las autoridades pues lo que refirió el padrastro es que se había caído; la pequeña estaba recostada en la cama.