wrapper

Rumbo a comicios. La secretaria general del PRI rechaza que la PGR se haya convertido en “cuarto de guerra” de la campaña del candidato priista, José Antonio Meade. Critica al abanderado panista y a Andrés Manuel López Obrador por su poca disposición a rendir cuentas de sus ingresos.

La secretaria general del PRI, Claudia Ruiz Massieu, no duda y sostiene que han detectado un intento por presionar políticamente y ante la opinión pública, para que se deje de investigar el presunto lavado y triangulación de dinero en contra de Ricardo Anaya, y pide a la PGR llegar hasta las últimas consecuencias en este asunto que involucra al abanderado presidencial del PAN-PRD-MC para que en caso de encontrar indicios de actividad delictiva “se proceda, sea quien sea el presunto responsable”.

“Es lo que queremos los mexicanos, que las instituciones actúen con responsabilidad sin ceder a presiones de ningún tipo, llegando hasta las últimas consecuencias, y que en caso de encontrar indicios de actividad delictiva se proceda, sea quien sea el presunto responsable”, demanda.

Rechaza que la PGR se haya convertido en “cuarto de guerra” de la campaña de José Antonio Meade y asegura que Anaya pierde de vista que las campañas son para contrastar y el abanderado presidencial de la coalición por México al Frente no ha logrado explicar las contradicciones de su patrimonio, ni las posiciones que detentaba cuando era diputado y las que hoy como candidato dice mantener: es un candidato opaco que no puede explicar su patrimonio, es un candidato que tiene mucho más cosas que explicar que cosas que proponer, dice.

“El PRI está echado para adelante, está lleno de energía y verdaderamente deseoso de iniciar la campaña electoral, porque sabemos que tenemos al mejor candidato y el mejor proyecto”, comenta.

En entrevista con Crónica, Ruiz Massieu habla de la situación de Ricardo Anaya, su poca disposición a rendir cuentas, —según dice—, y lo mismo Andrés Manuel López Obrador, “quien tampoco ha logrado explicar de qué ha vivido 15 años, pues ha declarado que no recibe ingresos y que no ha trabajado, pero tiene un tren de vida donde ha viajado recorriendo el país y no se explica con esa revelación de falta de ingresos”.

Ruiz Massieu también habla de la Carta que suscribieron 58 intelectuales y asegura que el tricolor hace suyos varios elementos de ese documento, como la exigencia de que las autoridades actúen con imparcialidad, que cumplan con su responsabilidad sin ceder a presiones, y en caso de que se recaben y comprueben indicios y pruebas de que hay una actividad delictiva, se proceda con todo el peso de la ley.

— ¿No se corre el riesgo de que si no hay una consignación rápida y bien sustentada, se convierta a Anaya en un mártir o perseguido político?

— Lo que nos debe preocupar es por qué los candidatos viven como viven y si sus ingresos corresponden a esa calidad y nivel de vida, ¿por qué Anaya no incluyó en su 3de3 estos bienes millonarios que hoy conocemos que posee y por qué no ha presentado las documentación que lo comprueba?

— ¿No se está convirtiendo a la PGR en cuarto de guerra de la campaña presidencial del PRI ?

— De ninguna manera, en el PRI estamos en una campaña que tiene que ver con las preocupaciones de la gente y con las propuestas. José Antonio Meade se ha consolidado como el candidato de las propuestas y busca dar respuestas.

— ¿Esta situación en contra de Anaya no es equivalente al desafuero del 2006?

— Cada campaña y momento político es distinto. Podemos buscar paralelismos y similitudes en distintos momentos de la historia, pero lo cierto es que hoy los mexicanos estamos ante una disyuntiva de la mayor relevancia para todos y generaciones futuras: la disyuntiva entre escoger un proyecto de futuro e ir hacia delante, contra otras alternativas que buscan mirar hacia atrás, y distraer la atención de los mexicanos con cortinas de humo señalando a las instituciones.

— Anaya se dice perseguido político, ¿no le están dando una plataforma con esto desde la cual se catapulte rumbo al 1 de julio?

— El candidato del PAN pierde de vista para qué son las contiendas electorales: para comunicar ideas, pero también para que la gente pueda contrastar quiénes son los aspirantes, en qué se diferencian. Anaya no ha podido explicar las contradicciones en su patrimonio.

— ¿El PRI le teme a Anaya candidato?

— El PRI a lo que le teme es a que México vaya hacia atrás, por eso Meade ha buscado construir un proyecto de la mano de la ciudadanía, no importando en qué partido militen sino trabajar por un México donde todos cabemos.

— El PRI nunca había vivido una situación como la de ahora, ni en el 2006, pues casi todas las encuestas dicen que perderán las gubernaturas en juego. ¿ No hay alertas o focos rojos?

— Lo que hay en el PRI es la claridad de que vivimos en un sistema democrático y electoral muy competido, que la competencia es buena y obliga a ser mejores, a escoger a los mejores candidatos y hacer propuestas sensatas y viables.

— ¿Usted ve el riesgo de un país dividido el 2 de julio?

— Veo un México que con Meade será un México grande que aproveche sus fortalezas para enfrentar los retos que tenemos, un México donde todos tenemos espacios, un México de respeto a las instituciones democráticas y rendición de cuentas, de apertura, transparencia, un México donde se aplique la ley a todos por igual.