wrapper

Luego de que el chofer de Manuel Barreiro, reconoció que sirvió de prestanombres en la operación inmobiliaria por 54 millones de pesos para comprar y vender un terreno y nave industrial, la  bancada del PRI en el senado y el  panista rebelde Jorge Luis Lavalla  demandaron a la PGR concluir  la investigación por lavado de dinero que involucra al candidato presidencial de la Coalición Por México al Frente,  Ricardo Anaya Cortés

Los senadores, consideraron que existen evidencias suficientes para proceder contra el abanderado del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano  y en voz del vicecoordinador del PRI en la Cámara Alta, Miguel Romo Medina,  advirtieron  que Anaya no puede escudarse en la candidatura para tratar de evadir la justicia y que sus presuntos delitos queden impunes.

Recalcó que no debe haber impunidad de nadie y por ello el tema del fuero ha recobrado una actualización importante, en el sentido de tratar a todos los mexicanos por igual ante la ley, aunque sean candidatos, y sostuvo que los mexicanos deben saber quién es quién, sobre todo porque aspiran a regir la vida de un país.

En conferencia de prensa, prefirió no opinar si Anaya tendría que ser citado a declarar ante la PGR  por las nuevas revelaciones del chofer de Manuel Barreiro, pues explicó que un  proceso legal está  sujeto  a los tiempos de la investigación misma. 

Romo Medina estimó que por el contexto electoral es imperativo y necesario que la investigación se agilice pero  no por la premura o la importancia de llevar a cabo las investigaciones, se pierda la condición de calidad, de legalidad y de constitucionalidad.

En tanto el senador panista por Campeche, Jorge Luis Lavalle uno de los llamados rebeldes del PAN,  exigió que Ricardo Anaya deje la candidatura presidencial para permitir que se desarrollen las investigaciones sin una carga política.

Dijo que día  tras día se confirma que Anaya incurrió en presunto lavado de dinero y triangulación de recursos de procedencia ilícita en paraísos fiscales, por lo que es inadmisible que continúe siendo el abanderado del su partido.

Lavalle Mauri considero que tanto el caso de Ricardo Anaya como de Jaime Rodríguez “El Bronco” son evidencia de que no se puede permitir que delincuentes electorales participen en el proceso democrático del país, ya que la sociedad exige acabar con la impunidad y la corrupción.