wrapper

Con 19 votos a favor, una abstención y cuatro en contra, el Congreso del Estado aprobó la Reforma Político Electoral donde se abre la posibilidad a la reelección de alcaldes y diputados, el ingreso al Cabildo de candidatos independientes que alcancen la votación; y una serie de adecuaciones en el tema de paridad de género, partidos y reducción del periodo de campañas, entre otros puntos.

Entre los puntos más importantes que quedaron fuera se encuentra la iniciativa “Sin voto no hay dinero”, que según el diputado Andrés de la Rosa Anaya, generaría una regulación asimétrica que con repercusiones severas en el proceso electoral 2019, toda vez que dicha propuesta sólo contempla la modificación de partidos nacionales, dejando fuera a los locales.

Durante una sesión extraordinaria realizada la tarde del jueves 7 de junio, se presentó el paquete de reformas que el primer momento intentó rechazar a través de la solicitud del diputado Miguel Osuna Millán. Esto fue secundado por los diputados Catalino Zavala y Jorge Núñez, quienes afirmaron que había puntos importantes que debieron contemplarse pero quedó fuera de esta reforma.

La crítica generó un intenso debate entre los diputados Raúl Castañeda Pomposo, Bernardo Padilla y Andrés de la Rosa, por un lado; y Jorge Núñez y Catalino Zavala por otro.

La discusión se prolongó por varios minutos e incluso llegaron a ofensas como cuestionar su habilidad mental entre ambos, pero al final se rechazó la propuesta de remover el dictamen, quedando sólo dos de tres reservas presentadas.

Una de estas iniciativas presentadas por la diputada Patricia Ríos, que pretendía reducir el recurso a partidos políticos, pero sólo sus compañeros de partido respaldaron la iniciativa argumentando que el resto desconocía de qué se trataba y cómo operaría.

En esta primera etapa se homologo la reelección entre diputados y alcaldes para la próxima elección de 2019, que ya está contemplada en la Ley Federal; los candidatos a alcaldes independientes podrán ocupar un puesto en el Cabildo como regidor siempre y cuando alcance la mayoría de votos. También se redujo el periodo de campañas.

Andrés de la Rosa Anaya comentó que hubo temas que no se concretaron como la revocación de mandato, debido a que las leyes de Baja California ya lo contemplan, por lo que no era necesario realizar ajustes.

El segundo dictamen fue la aprobación del envío de una iniciativa al Congreso de la Unión, cuya intención es reducir el financiamiento de partidos políticos, lo cual debe realizarse a nivel federal para posteriormente homologar los criterios de las leyes locales.

Esto fue una respuesta al rechazo de la iniciativa enviada por el grupo “Sin voto no hay dinero”, pues consideraba que este carecía de condiciones para operar en Baja California, debido a que no se contemplaba a los partidos locales, quienes podían impugnarlo argumentando que no se regían por dicha Ley.

El diputado Bernardo Padilla fue quien leyó la iniciativa donde participaron integrantes del colectivo “Mexicali Resiste”, en la que pretenden que el Congreso de la Unión reduzca el recurso de los partidos.