wrapper

Ciudad de México (SinEmbargo).- Olga Sánchez Cordero, Ministra en retiro y futura Secretaria de Gobernación, consideró que la acusación en contra de Elba Esther Gordillo “no era sólida” y que incluso ella detectó “situaciones en las que era endeble”.

La ex lideresa magisterial fue absuelta de todo cargo y puesta en libertad minutos antes de la media noche de este miércoles.

“Detecté varias situaciones en las que no estaba muy armada, muy fortalecida la acusación”, dijo Sánchez Cordero esta mañana en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula.

A pregunta expresa de si la acusación era endeble, Sánchez Cordero respondió: “no era sólida”.

Pero no sólo es la próxima Secretaria de Gobernación. Una ola de críticas se han desatado en contra del trabajo realizado por la Procuraduría General de la República (PGR) y contra el Presidente Enrique Peña Nieto.

La noche de ayer martes, Miguel Ángel Aguilar Lopez, titular del Primer Tribunal Unitario Penal en la Ciudad de México, absolvió a la ex líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero y decretó su libertad.

El Magistrado declaró procedente un incidente de sobreseimiento o cancelación del proceso por falta de elementos en el último juicio que había vigente en contra de Gordillo.

A través de una carta, que leyó su abogado Marco Antonio del Toro, pasada la media noche a medios de comunicación, Elba Esther informó que recibió la notificación de parte del Tribunal a las 23:30 horas de ayer martes.

La Ministra en retiro Olga Sánchez dijo esta mañana que las “resoluciones de los tribunales no tienen tiempos políticos”. Lo anterior debido a que se ha puesto énfasis en la coincidencia que la liberación de la ex liderasa coincidiera un día antes de la entrega de la constancia de Presidente electo a Andrés Manuel López Obrador.

La liberación de Elba Esther Gordillo, ex lideresa del SNTE, ha generado una serie de reacciones en las redes sociales, la mayoría de rechazo, en las que también cuestionan el trabajo que la Procuraduría General de la República (PGR) llevó a cabo en el caso.

“La PGR fue incapaz de construir un caso para castigar el aberrante derroche de recursos de los maestros por parte de Elba Esther Gordillo. ¿Qué señal manda eso a la SNTE y a otros líderes sindicales?#FiscalíaQueSirva”, criticó Alejandra Zapata Hojel, directora de Educación e Innovación Cívica del IMCO.

La politóloga Denise Dresser comentó: “Cómo dice y con razón Ricardo Raphael (@ricardomraphael): Elba Esther Gordillo fue encarcelada por motivos políticos y será liberada por motivos políticos. Ahora vuelve a ser funcional para el poder, pero la corrupción y el daño que ha hecho a la educación de generaciones de niños no se olvidan”.

Raphael dijo esta mañana en W Radio que tras la suspensión del proceso contra Gordillo por delincuencia organizada y lavado de dinero, la ex lideresa magisterial podría regresar por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. “Esta mujer fue encarcelada por motivos políticos y liberada por motivos políticos”, dijo. Señaló que la chiapaneca pagó su rechazo a la Reforma Educativa.

El analista y académico Gabriel Guerra dijo, temprano: “Muy buenos días a todos desde un país en el que hoy se comprueba una vez más la absoluta inoperancia del sistema de justicia. Si Elba Esther Gordillo era culpable, qué mal que hoy quede libre. Si no lo era, qué mal todo el tiempo que pasó presa. Sea como fuere, esto apesta”.

La liberación de Gordillo fue anunciada por su abogado Marco Antonio del Toro. La madrugada de este miércoles se reunió con medios de comunicación a las afueras del departamento en la colonia Polanco, donde la ex lideresa permanecía en prisión domiciliaria. Ahí dio lectura a un comunicado escrito por su defendida, en el cual anunció que la mujer ya había abandonado el lugar y se encontraba con su familia.

Será hasta el próximo 20 de agosto cuando Elba Esther aparezca públicamente en una conferencia de prensa para dar más detalles sobre el caso, por el momento solicitó la comprensión de los medios y pidió tiempo para asimilar su situación.

“He decidido no tener ningún contacto con ningún medio de comunicación nacional o extranjero alguno y considero que esta etapa que me ubica en una nueva circunstancia debe ser adecuada y suficientemente recibida y vivida en familia”, expresó en un comunicado.

SU DETENCIÓN

De su origen en uno de los estados más pobres, Chiapas, y de trabajar como mesera en un hotel pasó a ser denominada por la revista Forbes como una de las diez personas más corruptas de México. Durante dos décadas, respaldada por los gobiernos priistas y panistas a cambio de su apoyo electoral, construyó su estructura de poder sobre un millón de miembros del SNTE, donde fluía el dinero sobre el que no debía rendir cuentas.

En julio de 2006, fue expulsada del PRI por su estrecha colaboración con Vicente Fox, en 2012 rompió la alianza electoral con el PRI y su candidato Enrique Peña Nieto, se opuso a la Reforma Educativa y, un año después, fue arrestada.

Elba Ester fue detenida el 26 de febrero de 2013 en el Aeropuerto de Toluca, para enfrentar acusaciones por defraudación fiscal, operaciones con recursos de procedencia ilícita, lavado de dinero y delincuencia organizada, procesos que la llevaron a pasar cinco años con cinco meses y once días tras las rejas.

La maestra estuvo recluida en diversos lugares, pasó una temporada en la clínica del Penal Femenil de Tepepan, para después permanecer en varios hospitales y clínicas hasta que finalmente consiguió la prisión domiciliaria en su departamento en la Ciudad de México.

Desde diciembre de 2017 , Elba Esther Gordillo se encontraba en prisión domiciliaria en su penthouse acusada de delincuencia organizada y lavado de dinero por casi 2 mil millones de pesos.

La ex dirigente del SNTE fue traslada a su departamento en una ambulancia del CRUM, tapada totalmente con una sábana de color blanco y acompañada de personal policiaco de la Agencia de Investigación Criminal.

En mayo de ese año, Gordillo había sido exonerada de acusaciones de defraudación fiscal por 2 millones 199 mil pesos cometido en 2008, pero aún se le seguía un proceso por delincuencia organizada y lavado de dinero por mil 978 millones de pesos, mismos de los que fue absuelta el día de hoy.