wrapper

 
Jaime Flores Martínez
Hediondo
Remedo de caricatura intencionalmente retorcida, el ex empleado de la Dirección de Comunicación Social del Gobierno de Tijuana Víctor Lagunas Peñaloza lanza escupitajos hacia arriba sin asumir que le caerán en la cara.
Y no se trata de resaltar sus estupideces, sino alertar a los ingenuos que suponen que este joven cumple con la libertad de expresión como lo cacarea.
El viernes tronó porque el Semanario Zeta lo exhibe. Muy machito advierte que no lo intimidaran.
¡Bravo machin!
(Opsss)
En medio de sus incongruencias, este muchacho primero se auto define como “comunicador independiente” y luego señala que “no es nadie”.
Refiere que los medios de comunicación están de acuerdo en defender al alcalde de Tijuana (el morenista Arturo)
Para información de esos ingenuos, Víctor Lagunas Peñaloza estuvo en Comunicación Social durante toda la administración anterior encabezada por el panista Juan Manuel Gastélum Buenrostro (el Patas), considerado el peor alcalde que ha tenido Tijuana.
Se mofa en su “videíto” del Semanario Zeta, pero exhibe su ignorancia al suponer que esos ingenuos que ahora lo siguen no son más que un ejército de ciudadanos desinformados.
Ah, a este muchacho Cicuta debe aclararle que no es tapete de nadie del poder, pero tampoco un improvisado.
Para sobrevivir en esto hay que someterse a ingratitudes.
Cicuta procurará no perder el tiempo en él.
Este muchacho, Víctor Lagunas Peñaloza ya apesta.
(El sábado Cicuta compartió en Facebook el video de este muchacho, quien se esfuerza por convencerse de su inexistente talento)
Soleimani
Muchos mexicanos no hemos dimensionado lo sucedido la semana pasada en Irak, donde el presidente de Estados Unidos Donald Trump ordenó a sus soldados el asesinar a un comandante militar de élite.
Y es que, más allá del peligro que representaba para Estados Unidos Qasem Soleimani, lo realmente grave es que Trump se reconoce públicamente como el asesino intelectual.
El mismo Pentágono emite un comunicado el viernes donde señala que hace unas horas cumplió con las órdenes del presidente Donald Trump de matar a un comandante iraní de élite.
Y aunque los representantes de muchos países han puesto el dedo en la llaga al culpar a Donald Trump de la posibilidad de iniciar una tercera guerra mundial, da la impresión que los defensores de los derechos humanos del mundo prefirieron esconder la cabeza.
En su papel de policía del mundo, Estados Unidos no tiene derecho a decidir quien vive y quien muere.
Donald Trump no es Dios para decidir sobre la vida de alguien, en particular sobre el asunto de este general, nunca se habló de un abatimiento, sino de un asesinato.
Todos en el mundo tenemos claro que el presidente de Estados Unidos Donald Trump ordenó la ejecución de una persona que consideraba peligrosa.
Aunque suene realmente fuerte, eso hizo el señor Trump, mandó ejecutar a quien consideraba peligroso.
Positivo.
Una gran cantidad de seguidores de Cicuta festejan que la tregua haya terminado.
Las vacaciones finalizaron y el trabajo se retoma.
Aunque también se terminará la tranquilidad para los personajes que frecuentemente son aludidos en esta columna, una gran parte de la comunidad se siente representada.
Cicuta.com.mx    
Twitter :@Cicutabc    
Facebook: Cicuta    
YouTube: Jaime Cicuta columna