wrapper

El Parlamento de Sri Lanka presentó este sábado el proceso para la selección del próximo presidente, que gobernará de manera interina la nación tras el abandono del cargo y la salida del país de Gotabaya Rajapaksa.

La tarea está en manos de los partidos político que deberán crear acuerdos cuantos antes que permitan dar un cierre a la crisis institucional que se desató en la nación con la dimisión de Gotabaya Rajapaksa.

El Parlamento se reunirá de nuevo el martes para la postulación de los candidatos a presidente de la nación insular.

Los designados deberán estar presentes en el Parlamento y no habrá debate sobre las nominaciones. La votación final si hay más de un candidato la llevarán a cabo este miércoles los 225 legisladores que integran el legislativo.

En caso de que se presente el nombre de solo un parlamentario, ese mismo martes, 19 de julio, "anunciaré que ese parlamentario es seleccionado para ocupar el puesto vacante de presidente", añadió Dassanayake.

TRES GRANDES CANDIDATOS

Con las protestas dando tregua a la formación de un nuevo gobierno, la próxima semana recae en la capacidad de los partidos de llegar a acuerdos y dirimir los conflictos entre los líderes políticos y sus ambiciones por el poder.

El opositor Sajith Premadasa, anunció que se medirá en la contienda, lo que hará de esta una segunda oportunidad para que el político compita por la presidencia después de que en 2019 quedara segundo tras Gotabaya Rajapaksa.

Entre tanto, un portavoz del Sri Lanka Podujana Peramuna (SLPP), la formación oficialista, indicó a Efe que una fracción del partido respalda la candidatura del actual presidente interino Ranil Wickrremesignhe para el cargo.

Wickrremesignhe ha pasado en solo seis días de anunciar su dimisión como primer ministro, mientras manifestantes quemaban su residencia oficial, a ejercer la presidencia interina hasta el miércoles y a optar a revalidarla hasta que se celebren nuevas elecciones.

Entre tanto, el mismo potavoz de SLPP explicó que otra fracción apoya a Dullas Alahapperuma, un disidente del partido.

El SLPP ostenta la mayoría de los escaños parlamentarios, por lo que su división supone la necesidad de nuevas alianzas para la selección de un candidato con respaldo suficiente para traer calma al país.

LEEN LA CARTA DE DIMISIÓN

Por otra parte, el parlamento leyó este sábado en público por primera vez la carta de dimisión que Rajapaksa envió el jueves por correo electrónico desde Singapur, a donde aterrizó ese día desde Maldivas, su primer destino tras huir de Sri Lanka el miércoles.

"Es mi creencia personal que tomé todas las medidas posibles para abordar esta crisis", aseguraba Rajapksa en la carta, en referencia a la debacle económica del país, que tocó fondo en los últimos meses con el agotamiento de las reservas extranjeras.

Una de las principales razones que le impidió trabajar por la recuperación económica de un país, dijo, fue la pandemia de COVID-19, que obligó a paralizar la economía, especialmente la industria del turismo, fuente vital de ingresos para la isla.

El expresidente recordó que "el país tuvo que cerrarse de manera intermitente en 2020 y 2021. Esto agravó la crisis económica que estuvo en curso durante años, lo que también resultó en una disminución de las divisas", dijo Rajapaksa.

"A pesar de que Sri Lanka, incluso entonces, ya atravesaba una crisis económica, me alegra haber podido salvar a la gente de la pandemia", indicó. "Seguiré sirviendo en el futuro a mi patria, en la que nací, con lo mejor de mis fuerzas como lo hice antes", concluyó.