wrapper

Columnas

JUICIO

La UABC vuelve a dar la nota

La Universidad Autónoma de Baja California ha tomado la iniciativa de otorgar un Doctorado Honoris Causa -máximo reconocimiento que otorga una institución de educación superior, -a un empresario que entre otras cosas se destaca por:


1).- Ser sobrino del ex gobernador panista Eugenio Elorduy Walther y socio de éste en la empresa Sempra Energy.

2).-Ser presidente de la Coparmex, el primer presidente de la Fundación UABC A.C. y actual presidente del Patronato de la Universidad.

3).-Por su declarada beligerancia frente al gobierno federal entrante.



Es decir, Gustavo de Hoyos Walther no es ningún académico que como lo establece el artículo 4º del Reglamento al Mérito Académico, cuente “con méritos excepcionales por sus contribuciones a la pedagogía, a las artes, a las letras o a las ciencias”, o que “haya realizado una labor de extraordinario valor para el bienestar de la humanidad”.

Sin duda la gestión de Gustavo De Hoyos Walther frente a la Fundación y Patronato UABC ha sido buena, y si ustedes quieren excelente, pero cabe preguntarse:

¿Es esto suficiente para que una universidad le distinga el más alto reconocimiento académico que puede otorgar a alguien?

¿Debe la UABC otorgar este máximo reconocimiento a alguien por hacer bien el trabajo de gestión que se ha comprometido realizar?

Sobrarían entonces en esta universidad los merecedores a recibir tan alto reconocimiento: aquellos que realizan su trabajo de excelente manera en esta alma mater en la difusión de la cultura, la vinculación, la planeación, la elaboración de programas, etc.

Así pues no se tendría que voltear a ver en la misma UABC a numerosos académicos que han entregado su vida por la docencia, la investigación y la divulgación científica; ni a los cuantiosos talentos que han producido conocimiento e innovaciones tecnológicas en México, sin reconocimiento alguno, o hacernos como si no hubieran en este país verdaderos líderes sociales, humanistas y filántropos que desde la oscuridad cambian día a día literalmente al mundo, pero que por su abierta orientación política de izquierda no son considerados merecedores de una presea académica como ésta.

Por lo anterior, la comunidad universitaria ve como una decisión provinciana la propuesta de otorgar el Doctorado Honoris Causa a Gustavo De Hoyos Walther.

Mientras en la UNAM se otorgan estos reconocimientos a personajes como al antropólogo Roger Bartra, al psiquiatra Juan Ramón de la Fuente, al físico Luis de la Peña, a la filósofa Olga Elizabeth Hansberg, al médico David Kershenobich, etc. En UABC se otorga a empresarios y a gobernadores.

Hay que ecordar como el entonces rector Alejandro Mungaray otorgó el nombramiento de Maestro Honorífico al tío  del presidente de la Coparmex, el entonces gobernador del Estado Eugenio Elorduy Walther, y como el rector Felipe Cuamea dio el mismo reconocimiento al entonces gobernador  José Guadalupe Osuna Millán.

Ahora se observa como irrisorio descaro el otorgar el Doctorado Honoris Causa a un panista alterno.

¿Y la autonomía donde quedó? Se preguntan los universitarios.

No es gratuito entonces que en los pasillos de la UBC se especule cada vez más sobre los motivos ocultos de este reconocimiento.

Acaso ¿De Hoyos Walther quiere ser gobernador?. Una duda razonable. Este caso nos recuerda el reconocimiento similar que pretendió hacer la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas en febrero de este año al Secretario de la Defensa Nacional, General Salvador Cienfuegos Zepeda y que despertara el rechazo masivo de la comunidad universitaria.

Esa vez, la decisión del Consejo Universitario había sido ya tomada y por la presión de la comunidad universitaria dicho Doctorado Honoris Causa no se concretó, fue suspendido por las autoridades de la mencionada universidad.

En este caso, en UABC, la propuesta aún está siendo analizada en comisiones del Consejo Universitario y hay tiempo de dar marcha atrás. Ojalá la mesura y el buen juicio impere en la casa de estudios de Baja California.

Por cierto, sigue siendo inentendible porque la propuesta fue formulada por el director de la Facultad de Derecho, Daniel Octavio Valdez Delgadillo, cuando el artículo 5º. establece claramente: “El Rector de la Universidad es el único facultado para proponer al Consejo Universitario el otorgamiento del Doctorado Honoris Causa.”

¿Acaso el rector vio también como altamente cuestionable dicha propuesta que no quiso hacerla él mismo?

 

La autora es licenciada y maestra en periodismo, actualmente cursa doctorado en Educación.

Read more

CONFIDENCIAL POLÍTICO

 

  • * El cinismo de CBA
  • * Carente de saciedad
  • * JMV, mucho trabajo
  • * Mujeres en el PAN
  • * Rosarito en desorden Read more

P O L I T Y K R O N O S

 
 
*El alcalde “Patas”, inspector de giros negros
Por Hugo Isaac Rea Torres
 
INFLUYENTES. - Uno de los principales centros de diversión de la avenida Revolución es sin duda “El Copeo”, el cual abrió sus puertas hace poco más de cinco años.  Read more

Espej'O'De Sap'O's

**EN "SOLILOQUIO" CON MARX Y MAQUIAVELO, DANIEL SOLORIO...*
*¡ SE MANDA EXPULSAR DE MORENA CON AMLO !** Read more

Copyright © 2015 Periodico Baja California. Todos los derechos reservados. Desarrollo y Hospedaje por: MasWeb.com