wrapper

  • * Protesta de académicos
  • * Contra Gustavo de Hoyos
  • * Doctorado Honoris Causa
  • * Hay trasfondo de intereses
  • * El Estado no se entrometa

Enrique Méndez/Bibi Gutiérrez

En una abierta protesta por lo que parece decisión unilateral del rector de la UABC, doctor JUAN MANUEL OCEGUEDA, surge, como contrapeso en la balanza, la protesta de un grupo de académicos de asignatura dirigir un documento a la comunidad universitaria, mediante el que el que se cuestiona severamente el porqué al líder del sindicato patronal Coparmex y presidente del patronato de la máxima casa de estudios GUSTAVO DE HOYOS WALTHER, se le otorgue el reconocimiento como Doctor Honoris Causa.

La carta abierta que va dirigida también a la ciudadanía bajacaliforniana que refiere el tema sobre el financiamiento del alma mater dice lo siguiente:

¿Gustavo de Hoyos Walther, Dr. Honoris Causa?

Es insólito lo que está ocurriendo en la UABC, no nos explicamos el proceder del rector Juan Manuel Ocegueda que a todas luces quiere “hacerle la barba” a Gustavo Adolfo de Hoyos Walther presidente del patronato universitario y a la vez presidente nacional de COPARMEX. En ocasiones anteriores, se ha otorgado el nombramiento de “Doctor Honoris Causa” a personajes y académicos que nada han hecho por nuestra “Alma Mater” y nadie ha podido decir algo en contra, y los que han pretendido oponerse cuando ven que los ciudadanos propuestos no reúnen los requisitos de elegibilidad han sido acallados por personeros, previamente aleccionados para evitar exabruptos y obtener así que en el pleno del Consejo Universitario se obtenga la aprobación correspondiente. Hay que decirlo con toda claridad, el Consejo Universitario se ha convertido en un órgano controlado por el rector en turno, de tal manera que, todo lo que la máxima autoridad propone es aprobado sin cortapisas.

Nadie en su sano juicio puede enfrentar a esta nomenclatura dócil que es seleccionada para obedecer y votar asuntos de importancia sin analizar y menos debatir. El consejo universitario es una “entelequia” controlada para dar “legitimidad” a todas las decisiones que se le ocurren al rector. Hoy se le ha ocurrido a nuestro “ilustre rector” Juan Manuel Ocegueda otorgar el máximo reconocimiento a Gustavo de Hoyos Walther que aunque si es egresado de la UABC, es notorio que no reúne los requisitos de “elegibilidad” establecidos en la normatividad respectiva, esta propuesta quizá se deba a que los últimos 4 rectores han estado bajo la “férula” de los gobiernos panistas, quizá pudiera ser el lanzamiento para su posible candidatura al gobierno de Baja California con los beneficios que representaría esta acción para el grupo político que ostenta el poder desde hace ya varios periodos rectorales.

En los artículos 4, 5, 6 y 7 del reglamento que establece el reconocimiento al mérito académico, aprobado por el H. Consejo Universitario en sesión Ordinaria celebrada el 12 de enero de 1990, se instituye que el grado de Doctor Honoris Causa podrá ser conferido a los profesores o investigadores mexicanos o extranjeros con méritos excepcionales, por sus contribuciones a la pedagogía, a las artes, a las letras o a las ciencias, o a quienes hayan realizado una labor de extraordinario valor para el mejoramiento de las condiciones de vida o del bienestar de la humanidad.

Por lo antes establecido, Gustavo de Hoyos Walther, no reúne los requisitos para que se le otorgue este reconocimiento, dado que no tiene contribuciones importantes y menos excepcionales, a la pedagogía, las artes, las letras o las ciencias, y del segundo párrafo de los requisitos, no se le conocen labores de extraordinario valor para la humanidad. Entonces, cuales son los méritos y aportaciones de un tipo como Gustavo de Hoyos Walther, considerar como un logro excepcional que haya obtenido el compromiso por escrito de Kiko Vega para pagarle a la UABC el adeudo del subsidio que debe otorgar el gobierno del estado a la UABC, pero desde hace varios meses se firmó ese acuerdo y aun no se han entregado los recursos adeudados.

Para solicitar al Consejo Universitario la inclusión de Gustavo de Hoyos, la propuesta sale de nada menos que de uno de los aspirantes a la rectoría, quien así desea congraciarse con el Rector para ver si él sale ungido, nos referimos al Director de la Facultad de Derecho Mexicali, el Dr. Daniel Octavio Valdez Delgadillo, quien ha manipulado al Consejo Técnico de su Facultad para obtener su visto bueno, argumentado lo siguiente:

a) Que Gustavo de Hoyos es un magnífico ejemplo de su compromiso como profesionista e identificado con los objetivos y principios que rigen nuestra vida universitaria,

b) Ya que no solo se ha encontrado ligado a la UABC desde 1983 como estudiante y luego como socio fundador de la Fundación UABC y actualmente presidente del patronato de la UABC

c) Ha logrado el acceso y otorgamiento de 1080 “Becas Crédito Alas” para estudiantes cimarrones

d) Realizó los estudios técnicos necesarios para garantizar la eficacia y fortaleza del fondo de pensiones para los próximos 50 años

e) Destacado cimarrón al haber obtenido el reconocimiento como presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana y desde ese sitio impulso de diversas iniciativas de impacto a nivel nacional.

La pregunta que nos hacemos, es quién está detrás del rector Juan Manuel Ocegueda o con quién se está “granjeando” para plantear “descaradamente” un reconocimiento a quien realmente no cubre los requisitos explicitados en la normatividad referida. De quién será subordinado el rector o qué intereses tiene, de quién recibe órdenes, será del presidente de la Junta de Gobierno, o vendrán del mismísimo gobernador Kiko Vega. Será tal vez que, una vez más, se le ha hecho sentir como un “subordinado” y tiene que seguir instrucciones y otorgarle el mérito “ Doctor Honoris Causa” a un individuo que a últimas fechas se ha dedicado a “desacreditar” las medidas tomadas por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, porque Gustavo de Hoyos se ha manifestado en estos términos respecto al procedimiento utilizado para decidir el asunto del nuevo aeropuerto en la Ciudad de México “el error de Texcoco marcará el sexenio que está por iniciar de Andrés Manuel López Obrador, y agregó, es evidente que la consulta fue “patito” y representó una violación al Estado de Derecho. Y siguió diciendo “creo todos los mexicanos estamos profundamente preocupados por esta decisión irracional. Nos va a costar 290 mil millones de pesos; de concretarse, es el acto más grande de despilfarro de recursos públicos en la historia de este país”. Estas declaraciones de Gustavo Adolfo con toda seguridad causarán reacciones negativas en el equipo de trabajo del futuro Presidente de la República.

La benemérita Universidad Autónoma de Baja California no tiene por qué pagar las malas decisiones que toman las autoridades arriesgando el futuro de los apoyos del nuevo gobierno del país, nada más por quedar bien con un sujeto que no reúne los requisitos y que además se está enfrentado con el futuro gobierno federal. Mal cálculo para el grupo político que ostenta el poder en la UABC, qué tanto le deberá Ocegueda a De Hoyos Walther, ¿será que le ha dispensado el auditar a su administración, que es función central del presidente del Patronato?

Firman

Académicos de asignatura de la UABC

los autores de Confidencial Politico nos solidarizamos con los académicos de asignatura de la institución por ser egresados de la misma.


Tan…tan…