wrapper

Así lo deciden Congreso y mayoría de Ayuntamientos

ENRIQUE MÉNDEZ ÁLVAREZ

TIJUANA.- La aprobación mayoritaria de diputados y regidores a favor de una gubernatura de cinco años, es de acuerdo a la ley, pues desde el plano

legal, el artículo 27, fracción I, de la Constitución Política de Baja California establece “que son facultades del Congreso, legislar sobre todos los ramos de la competencia del Estado y reformar, abrogar, derogar las leyes y decretos que expidieren, así como participar en las reformas a la constitución, observando para el caso los requisitos establecidos.

El abogado Guillermo Ruiz Hernández, entrevistado por El Mexicano, dice que la XXIII Legislatura del Estado actuó dentro de sus facultades legales con la reforma antes precisada al artículo octavo transitorio del decreto que establecía el periodo de dos años.

Asimismo, añade que, las voces disidentes provienen desde la capital del país, de personas y grupos que abogan sobre sus propios intereses y que nada les importa el bienestar de los pobladores del estado, pues de poco sirve un periodo gubernamental de dos años, como ha quedado evidenciado en los Estados de Veracruz y Puebla, donde el retroceso ha sido por demás perjudicial y dañino.

El abogado Ruiz Hernández, se refiere a la sesión ordinaria del Congreso del Estado verificada este lunes 11 de julio, en la que por mayoría de votos los diputados presentes, decidieron que el periodo gubernamental del ingeniero Jaime Bonilla Valdez sea de cinco y no de dos años, derogando así el artículo octavo transitorio del decreto que así lo establecía.

Añade que acorde con la Constitución de Baja California, se dio vista a los Ayuntamientos de los cinco municipios de la entidad para que se manifestaran al respecto, en el entendido de que la reforma pasaría con la aprobación de tres.

Como es sabiio, la reforma fue aprobada por los Ayuntamientos de Ensenada, Tecate y Playas de Rosarito, con la oposición de Mexicali y Tijuana, por lo que la reforma constitucional está aprobada legalmente.

Ruiz Hernández, comentó que “Una vez que la noticia fue difundida, algunos medios de comunicación nacionales se han pronunciado en contra de lo determinado por el Legislativo bajacaliforniano, con argumentos legaloides de que con esta reforma se daría pauta para alargar el periodo gubernamental por tiempo indefinido.

Asegura Ruiz Hernández, que con estas consideraciones los periodistas muestran su desconocimiento, pues a nivel de la Constitución Federal, el término no podrá rebasar los seis años y lo que el legislativo local ha propuesto, es de cinco años, estando dentro del marco constitucional .

La oposición proviene igualmente de la dirigencia en el país y estatal del Partido Acción Nacional, lo que constituye toda una paradoja, pues quien votó la reforma fueron, precisamente en su mayoría, legisladores de ese partido, puntualizó el jurista.


Agrega que algunas personas consideran que en este caso se ha vulnerado la legalidad y la voluntad popular, supuestamente, porque el electorado votó por un período de dos años.

Voces como la del político Cuauhtémoc Cárdenas dicen que el Congreso de Baja California ha vulnerado el orden republicano y democrático; que se ofende la inteligencia y que pierde el Congreso toda legitimidad.

“Contrario a la postura del que fue un gran político que bajaba su mirada hacia el pueblo, utiliza los mismos argumentos que van en contra de los intereses del pueblo bajacaliforniano. El orden republicano sigue vigente y la democracia se respeta en el Estado de Baja California. No se ofende ninguna inteligencia y el Congreso local ha actuado con toda legitimidad en sus funciones y dentro del marco constitucional”.

“Con estas posturas lo que se pretende es perjudicar, dañar y lesionar; en lo político, económico y social a los habitantes del estado, porque los legisladores locales, poniendo en la balanza los intereses en juego, decidieron dar seguridad y estabilidad a un gobierno que tendrá el tiempo que la Constitución Federal otorga”.

Luego Ruiz Hernández, puntualiza en torno a lo declarado por Cuauhtémoc Cárdenas, “A tres mil kilómetros de distancia, con el problema económico resuelto por generaciones, es fácil opinar sobre lo que más conviene al estado. Hay que sentir hambre para dejar de ser académico y ser realista”.

La verdad del asunto, agrega el profesionista de la leyes, “es como antes se expuso, que quienes votaron en su mayoría por la reforma a la Constitución local, fueron los legisladores pertenecientes al Partido Acción Nacional, con la libertad que les otorga la voluntad popular por velar sus intereses y no los particulares de su partido y de ciertos grupos identificados de la sociedad, que veían en el período de dos años, la oportunidad de participar en una próxima elección perjudicial para la entidad, sin importar el daño que esto ocasione a la economía estatal.”

Así pues, no hay materia de reproche a los actuales legisladores, quienes antepusieron la voluntad popular de dar vigencia a un período de cinco años, que permitirá a los gobernantes cumplir con las promesas de campaña y los planes de gobierno, pues dos años son, a todas luces, insuficientes, ya que si así fuera, con la toma de posesión del gobernador electo, iniciaría la campaña del próximo gobernador, con el desgaste político y social de campañas seguidas y onerosas que todos queremos evitar. Agrega.

Así pues, no se trata de partido ni de personas, mucho menos de oscuros y perversos proyectos; hoy más que nunca hay que ver por el pueblo, su bienestar y superación, que solo se logran teniendo los gobernantes el tiempo justo para desarrollar su actividad, finaliza el licenciado Guillermo Ruiz Hernández.(EM)


TIJUANA.- Velar por los bajacalifornianos, lejos de intereses personales y partidistas, es lo que debe prevalecer en un gobierno, al margen de oscuros y perversos proyectos, dice el jurista Guillermo Ruiz Hernández.(Foto Noé Chávez)