wrapper

Un hecho indignante contra un menor de edad ocurrió en una escuela de preescolar del municipio de Yahualica, Hidalgo, donde un profesor castigó a un estudiante, a quien amordazó y amarró de sus manitas -según el maestro-, para darle una lección porque se portaba mal en clase.

El director del plantel defendió al maestro, al señalar que "sólo se trataba de un juego".

Los primeros reportes señalan que el maestro sólo quería castigar al menor, pero nunca se imaginó que los padres del pequeño se iban a enterar. No conforme con ello, el profesor le tomó una foto al menor amordazado y atado de manos y la compartió.

La fotografía compartida por el profesor iba acompañada de un mensaje que textualmente decía: “esto pasa cuando me hacen enojar o se portan mal”.

La imagen llegó hasta los padres quienes de inmediato interpusieron una queja, misma que llegó hasta la delegada Arleth Austria CONAFE Hidalgo y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la cual ya investiga el caso.

Obviamente el papá del niño se molestó mucho y se procedió a la baja. Primero está la integridad de los niños.

Al siguiente día, refirió la funcionaria, se instaló otra líder comunitaria llamada Heidi, por lo que el grupo de educación comunitaria en edad preescolar, no perdieron ningún día de clases.

En tanto, los padres levantaron la denuncia ante el Ministerio Público y en Derechos Humanos, mientras que CONAFE reportó toda la información solicitada por las dependencias señaladas. Mientras que Derechos Humanos está haciendo la indagatoria.

El niño fue entrevistado por un psicólogo y no hay rasgos de que haya sido vulnerado o violentado y el infante sigue refiriendo que todo fue un juego.

“Nosotros no podemos permitir una actitud que vulnere a los niños, que los ponga en riesgo, ni por juego. En las capacitaciones continuas estamos siempre abordando los derechos humanos, tenemos un convenio que capacita a todas las figuras educativas CONAFE”, informaron al Sol de Hidalgo.