wrapper

Poco glamour acompaña la premiación de James Franco como Mejor actor de comedia en los recientes Globo de Oro. Esto, porque a las pocas horas de ser galardonado, comenzó a ser interpelado a través de las redes sociales por distintas mujeres que acusaban al actor y director de "The Disaster Artist" de vestir un prendedor en contra del abuso sexual cuando él mismo había perpetuado actos similares en el pasado.

Fue Los Angeles Times quien se encargó de recoger las acusaciones que circulaban en las redes sociales para hacer un informe en profundidad, que sumó nuevas denunciantes. En total suman hasta el momento cinco mujeres las que acusan haber sido hostigadas por Franco. Cuatro de ellas corresponden a alumnas suyas en cursos de actuación. Una de ellas es Sarah Tither-Kaplan, quien cursó asignaturas en Franco’s Studio 4, institución que cerró abruptamente en otoño pasado. Tither-Kaplan señaló que fue seleccionada para formar parte de una película inédita titulada "The Long Home", en la que tendría que actuar de prostituta. Según su testimonio, en una escena Franco simularía hacerles sexo oral a ella y otras mujeres. Al momento de grabar, Franco habría retirado las protecciones de plástico que cubrían las vaginas de las mujeres para la escena. Otra actriz conrmó haber vivido los mismos hechos. En tanto, Hilary Dusome y Natalie Chmiel fueron alumnas del actor en Playhouse West, donde se desempeñó como profesor antes de comenzar su propio estudio. Ambas narraron una incómoda escena en un club de striptease, donde Franco les pidió que se quitaran la camisa. Ante la negativa de ambas, Franco reaccionó "visiblemente enojado". Katie Ryan, también alumna de Studio 4, dijo que Franco siempre sugería que habría posibles roles en producciones importantes para quienes estuvieran dispuestos a realizar actos sexuales o a quitarse la ropa. También que el actor solía enviar correos masivos ofreciendo audiciones para papales de prostitutas. La quinta denunciante es Violet Paley, quien no era estudiante de Franco pero dice que el actor se ofreció para ayudarla con un guión. Paley arma que Franco la presionó para que le hiciera sexo oral en su auto. "Estaba hablando con él y de repente su pene estaba fuera", dijo. "Me puse muy nerviosa y dije: '¿Podemos hacer esto más tarde?' Él estaba como empujando mi cabeza hacia abajo, y simplemente no quería que él me odiara, así que lo hice". Tras las primeras acusaciones qu