wrapper

A 25 años de la muerte de Mario Moreno se desconoce el destino de los 70 millones de dólares que amasó, pero su imagen sigue generando proyectos: se cancelará una estampilla postal y habrá una serie animada con el personaje.

Del dinero prácticamente los familiares se desentendieron desde hace 15 años. Su hijo Mario Moreno Ivanova, quien falleció en mayo pasado, aseguró en 2003 a ELUNIVERSAL que, al morir su papá, fue a los bancos para congelar las cuentas y hacer inventarios de la herencia, pero se llevó una sorpresa. “El saldo de Banamex, en donde yo sabía que había como 68 o 70 millones de dólares, era solamente de 13 mil nuevos pesos”, dijo esa vez.

Durante dos décadas, Ivanova enfrentó un pleito legal con Eduardo Moreno Laparade, sobrino de Cantinas, por la sucesión de derechos cinematográcos de 39 películas del actor, como El barrendero y El padrecito. Ahí gastó miles de pesos para sostener el juicio.

Finalmente la Suprema Corte de Justicia determinó en 2014 que los derechos pertenecían a Moreno Laparade, quien ya no habla mucho del tema, pues argumenta “el enemigo ya falleció”. De lo recaudado por las regalías que estuvieron en disputa, Moreno Laparade no revela montos. “Es una cifra que se donó toda a instituciones que ayudamos en su manutención y que atienden a diversos sectores como niños.