wrapper

Robert Kraft, dueño de los New England Patriots, ganadores del Super Bowl del football americano y empresario amigo del presidente de los Estados Unidos Donald Trump, fue acusado este viernes por la policía de Florida de solicitar los servicios de prostitución de una casa de masajes.

El jefe de la policía de la ciudad de Jupiter, Daniel Kerr, dijo este viernes en conferencia de prensa que los investigadores poseen un video que prueba que Kraft, un empresario con un patrimonio neto de 6 mil 600 millones de dólares -según Forbes-, mantuvo una relación sexual con una masajista forzada a prostituirse.


En la casa de masajes Orchids of Asia Day Spa las supuestas masajistas, muchas procedentes de China con propuestas de trabajo engañosas, vivían "atrapadas" y eran forzadas a ofrecer servicios sexuales, dijo la policía.

El empresario acusado de solicitar este servicio es dueño de los Patriots, que vencieron a principios de mes en la final de la NFL a Los Angeles Rams para ganar su tercer Super Bowl en cinco años, sexto desde que Kraft es propietario de la franquicia.

Kerr agregó que el resultado de la investigación fue transmitido a la fiscal de Florida Ashley Moody, cuya oficina debería proceder a inculpar formalmente al empresario de 77 años.

Según el jefe de policía, Kraft debería ser acusado de dos cargos diferentes, documentados por la investigación correspondientes a dos relaciones que mantuvo con prostitutas.

"Negamos categóricamente que el Sr. Kraft haya participado en cualquier actividad ilegal", dijo un portavoz de Kraft en un comunicado a AFP.

"En la medida en que esto se trata de un tema judicial, no haremos más comentarios", concluyó.

La acusación deriva del desmantelamiento de una red de prostitución relacionada con la casa de masajes Orchids of Asia Day Spa en Júpiter, 145 Km al norte de Miami.

Dos sospechosos de liderar este establecimiento ya han sido arrestados, dijo Kerr.

Además de Kraft, se espera que 24 personas sospechosas de ser clientes de esta red de prostitución sean acusadas por la Fiscalía de Florida.

Kraft, hombre de negocios originario de los suburbios de Boston y también propietario del New England Revolution de la Major League Soccer, hizo su fortuna en la industria papelera y de envases.

Compró los Patriots en 1994 y transformó a la franquicia, que ha ganado seis Super Bowls desde 2002, todo un récord.