wrapper

En 1985, el guionista y productor de Hollywood, James L. Brooks, contrató a un guionista llamado Matt Groening para que dibujara una pequeña serie de animación para The Tracey Ullman Show. El 19 de abril de 1987, se vio el primer corto animado que comenzaba una revolución inimaginable en el mundo de la comedia.

El resultado de tal acercamiento se materializó en Los Simpson, con el lanzamiento del primer episodio el 17 de diciembre de 1989 en un programa especial para Navidad. Después de casi 25 años, la serie sigue vigente y es una de las más exitosas del mundo. Este domingo la serie llega a Latinoamérica con su temporada número 30.

Groening nació en Portland, en 1954, y curiosamente coincide con la edad de Homero, el papá de la familia amarilla, que se muestra en uno de los capítulos en el que según el permiso de conducir dice que mide 1.76 centímetros, pesa 108 kilos, tiene ojos azules, es calvo y nació el 12 de mayo de 1954, el mismo año que Groening.

Tras estudiar Bellas Artes en Washington, se mudó a Los Ángeles para intentar convertirse en escritor. Trabajó como repartidor de pizzas y en una tienda de discos durante un par de años, mientras publicaba una tira cómica semanal llamada Life in ­Hell en varios fanzines ­amateurs, hasta que la popularidad entre el mundillo underground de la ciudad llamó la atención del periódico Los Angeles Reader.

“Mi vida es genial, porque tengo que sacar adelante dos series, Los Simpsons y Futurama, así que puedo decirle a cualquiera de los dos grupos de trabajo que estoy con el otro e irme a casa. Le echo muchas horas, sí, pero quiero tener una vida equilibrada y disfrutar de algo de tiempo para estar con mi familia y con mis hijos”, expresó Matt Groening el año pasado en una entrevista con el diario El Mundo.

La serie es una sátira de la sociedad estadunidense que narra la vida y el día a día de una familia de clase media de ese país (cuyos miembros son Homero, Marge, Bart, Lisa y Maggie Simpson), quienes viven en un pueblo ficticio llamado Springfield, que curiosamente está inspirado en uno del mismo nombre que se ubica cerca de Portland, en Oregon, donde Matt creció y que el mismo autor reveló en noviembre del 2013.

“La serie es una combinación entre mis amigos, mi propia vida y la cantidad de horas que he pasado viendo la televisión. En parte, Los Simpson están inspirados en las sitcoms que me tragué mientras crecía. De pequeño me preguntaba por qué en la series no salía nunca un niño realmente malo. Ésa fue la principal inspiración para crear a Bart, luego fueron llegando los demás”, comentó.

“Yo solía ser como Bart, pero cada año que pasa me parezco más a Homero. La verdad es que hay un poco de mí en cada uno de los personajes”, agregó en la entrevista realizada con el motivo de los 500 capítulos transmitidos de la serie de televisión.

Legendarias figuras del rock y del pop como Aerosmith, Britney Spears y Sting, entre otros; estrellas de Hollywood como Jack Lemmon, Mickey Rooney, Daniel ­Radcliffe y Reese Witherspoon; talentos de la comedia de la talla de Ricky Gervais, Paul Rudd, Ellen DeGeneres y Jonah Hill, e íconos del deporte como las hermanas Serena y Venus Williams, Ronaldo o Joe Frazier, prestaron sus voces para esta serie como invitados especiales en los capítulos.

“Hay cosas o situaciones en las que no encontramos la manera de ser graciosos y las obviamos. Si vemos que nos cuesta mucho provocar la comicidad con algo peliagudo, lo olvidamos. Nuestra meta no es sermonear o ponernos serios. South Park, por ejemplo, utiliza un humor extremo que a nosotros nos encanta, pero no nos interesa seguir ese camino”, explicó Matt Groening.

Durante los episodios también se han hecho homenajes a películas entre las que se encuentran Paranomal Activity, Regreso al futuro, Apocalypto, Cisne negro, Avatar, Alien, Watchmen, Master and Commander, Crepúsculo, Nosferatu, Sweeny Todd, Soy leyenda, Recuerda, Los pájaros, Transformers, E.T. el extraterrestre, Señor y señora Smith, entre otras.

La generación S. La agencia norteamericana Nimbly realizó un estudio cualitativo en Argentina, Brasil y México para entender a los fanáticos de la serie. Las entrevistas fueron hechas en octubre de 2018, con espectadores hombres y mujeres de entre 18 y 50 años, y revelaron la existencia de una nueva generación que se integra a las de los Baby Boomers, X, Y y Z y, además, abarca a varias de ellas en un fenómeno que llamaron la Generación S.

Lo que une a los seguidores, según esta investigación, es “un sentido del humor absurdo. Un tanto intelectual —stupid smart— y alimentado por el más puro y resistente material simpsoniano: referencias, códigos y chistes internos”. Esta generación conoce todas las frases más clásicas de Homero y se sienten identificados con todo aquel que las menciona en una reunión. Claramente, todos ellos, conforman esta fraternidad que reúne a los seguidores de la Generación Simpson.

Esta nueva temporada llega en medio de la integración de Fox a Disney, lo que podría hacer efectiva la profecía que en el 2016 hizo Homero Simpson en uno de los episodios donde aparecía contestando las preguntas al aire que la audiencia realizó por teléfono y a través de las redes sociales. “Este es el último capítulo de Los Simpson”, dijo el patriarca de la popular familia amarilla y agregó “es una broma, Los ­Simpson jamás terminará”.