wrapper

Bagdade.- El primer ministro de Irak, Haider al-Abadi, declaró hoy el fin de la guerra contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el país, tras asegurar que las fuerzas iraquíes tienen ya el control completo del territorio hasta la frontera con Siria.

El anuncio realizado por al-Abadi en una conferencia de prensa este sábado en Bagdad llegó después de que las fuerzas iraquíes especiales recuperaron el control de Rawa, una de las últimas ciudades que permanecían en poder de los yihadistas, en noviembre pasado.

A partir de esa recuperación, las fuerzas iraquíes continuaron luchando por retomar los pequeños reductos de los combatientes islamistas en la zona fronteriza.

El comandante superior de las fuerzas iraquíes, teniente general Abdul Ameer Rasheed Yarallah, había adelantado esta mañana el fin de la lucha contra el grupo armado, afirmando que todas las tierras del país están libres de los militantes del EI y que las tropas del gobierno están en control.

La victoria fue declarada apenas seis meses después de que los yihadistas, que se instalaron en el país en 2014, aún controlaban vastas extensiones de territorio en Irak y Siria, incluidas las principales ciudades en ambos lados de la frontera, como las iraquíes Mosul, Ramadi y Falluja.

En el último año, los combatientes islamistas fueron expulsados de gran parte de Irak y su autoproclamada capital Raqqa, y de Siria en Deir Azzor.

A principios de noviembre pasado, las fuerzas iraquíes recuperaron Al-Qaim, que era el último bastión fronterizo del grupo en el país, por lo que la declaración del primer ministro marca el final de la guerra de tres años que condujo el gobierno para expulsar al EI.

“Nuestro enemigo quería matar a nuestra civilización, pero hemos ganado gracias a nuestra unidad y nuestra determinación. Hemos triunfado en poco tiempo”, sostuvo el primer ministro.