wrapper

El servicio de Guardacostas entregó en San Diego casi 18 toneladas de cocaína que capturó a embarcaciones y un submarino en un recorrido de tres meses por aguas internacionales frente a costas latinoamericanas.

Además de desembarcar 39 mil libras de cocaína, o 17.7 toneladas, también entregó casi una tonelada de mariguana.

Según la Guardia Costera, la droga, incautada en 14 intercepciones frente a México y Centroamérica, tiene un valor estimado de 569 millones de dólares.

El desembarco se llevó a cabo durante una visita del vicepresidente Mike Pence a San Diego, quien recorre instalaciones militares de California y Texas en gira de recaudación de fondos para la campaña de reelección junto con el presidente Donald Trump.

Poco antes de la entrega de la droga y en la nave de North Point en Coronado, en San Diego, el vicepresidente acusó al crimen organizado de motivar las caravanas de migrantes que llegan a pedir asilo en la frontera.

Pence también aprovechó para asegurar a oficiales de la Guardia Costera que sin un control completo de la frontera, continuará el narcotráfico que, dijo, ha llevado a la muerte por sobredosis de opioides a unos 70 mil estadunidenses.

La droga que incautó la Guardia Costera fue entregada a la Administración Federal contra las Drogas (DEA).

Pence seguiría este jueves su recorrido por bases en el estado de Texass.

 

Manuel Ocaño