wrapper

España superó los 25.000 fallecidos por COVID-19, luego que se reportaron 276 muertos en las últimas 24 horas, el tercer día consecutivo que los decesos diarios fueron menos de 300.

Según el último balance del Ministerio de Sanidad, 25.100 personas fallecieron a causa de la pandemia en España, mientras que el número total de casos positivos asciende a 216.582 infectados, tras registrarse 1.147 contagios en el último día.

En tanto, el número de pacientes que superaron la enfermedad volvió a ser superior al de nuevos casos, con 2.572 altas diarias, lo que eleva la cifra total de recuperados a 117.248, es decir, más del 50 por ciento de los casos confirmados.

España cumple este sábado 49 días de confinamiento avanzando hacia el aplanamiento definitivo de la curva, una vez superado el pico máximo de contagios del COVID-19.

De acuerdo con las autoridades sanitarias, la curva de fallecidos ha comenzado a aplanarse y su crecimiento ya no es exponencial, no es una línea recta, sino una curva cuya pendiente que se aplana, siguiendo la tendencia de Italia, que se encuentra ya en una fase de ralentización.

Europa es el continente más afectado por la pandemia de COVID-19, con más de un millón y medio de casos positivos por coronavirus, un poco más de la mitad del total mundial.

España superó los 25.000 fallecidos por COVID-19, luego que se reportaron 276 muertos en las últimas 24 horas, el tercer día consecutivo que los decesos diarios fueron menos de 300.

Según el último balance del Ministerio de Sanidad, 25.100 personas fallecieron a causa de la pandemia en España, mientras que el número total de casos positivos asciende a 216.582 infectados, tras registrarse 1.147 contagios en el último día.

En tanto, el número de pacientes que superaron la enfermedad volvió a ser superior al de nuevos casos, con 2.572 altas diarias, lo que eleva la cifra total de recuperados a 117.248, es decir, más del 50 por ciento de los casos confirmados.

España cumple este sábado 49 días de confinamiento avanzando hacia el aplanamiento definitivo de la curva, una vez superado el pico máximo de contagios del COVID-19.

De acuerdo con las autoridades sanitarias, la curva de fallecidos ha comenzado a aplanarse y su crecimiento ya no es exponencial, no es una línea recta, sino una curva cuya pendiente que se aplana, siguiendo la tendencia de Italia, que se encuentra ya en una fase de ralentización.

Europa es el continente más afectado por la pandemia de COVID-19, con más de un millón y medio de casos positivos por coronavirus, un poco más de la mitad del total mundial.