wrapper

SAN FELIPE, B.C.- Resultado de la aplicación de medidas preventivas entre autoridades y sociedad, Baja California fue declarada con saldo blanco luego del paso del huracán degradado a tormenta tropical “Rosa” por la entidad, en una reunión de trabajo del Consejo Estatal de Protección Civil, la cual fue encabezada por el Gobernador Francisco Vega de Lamadrid, y el Presidente Municipal de Mexicali, Gustavo Sánchez Vásquez, donde se determinó levantar la alerta roja que se había declarado para la entidad, para dar paso a los trabajos de evaluación y reparación de daños, resaltando que el primer propósito que se tenía era salvaguardar la integridad de los bajacalifornianos, el cual se logró.

Durante la reunión en la que participaron autoridades de los tres órdenes de Gobierno así como del Ejército Mexicano, la Marina, Cruz Roja y Bomberos; el Mandatario estatal reconoció el trabajo de todos, incluyendo el de la ciudadanía, que al atender las recomendaciones que se hicieron con anticipación, permitió que este día se pueda levantar la alerta roja.

El Gobernador Vega de Lamadrid, explicó que desde un principio se revisó el protocolo logrando establecer una gran coordinación en Baja California, “siempre hemos tenido una gran coordinación y en esta ocasión quedó demostrado al haber superado esta prueba, sin embargo no hay que bajar la guardia”, al momento que brindó un amplio reconocimiento al Alcalde de Mexicali, a su esposa Margarita Flores de Sánchez y su equipo, por el trabajo realizado.

Señaló que la prevención es la mejor medicina que podemos aplicar, a la vez dijo estar convencido que en colaboración de todos y la población, se pueden lograr resultados como los obtenidos con el paso del huracán “Rosa” por la región.

Por su parte, funcionarios federales, estatales y municipales, hicieron un recuento de las acciones realizadas para contener el fenómeno natural, resaltando la atención de 75 personas en un albergue en San Felipe y 40 más en condición de calle, atendidas en Mexicali; así mismo que sólo hubo daños que por fortuna no derivaron en pérdidas humanas.

En ese sentido, el Director General de Protección Civil, Ricardo de la Cruz Musalem, reconoció que ya no se requiere de ninguna alerta, ahora lo que sigue es trabajar en la recuperación de las zonas afectadas.

Posteriormente, las autoridades procedieron a realizar un recorrido por diferentes zonas siniestradas en San Felipe, donde pudieron observar los trabajos que se efectúan para que el puerto vuelva a la normalidad en el menor tiempo posible.

En esta gira de trabajo encabezada por el Gobernador Kiko Vega, también estuvieron la Presidenta de DIF Baja California, señora Brenda Ruacho de Vega; el Secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano, Alfonso Padrés Pesqueira; el Secretario de Desarrollo Humano, Alfonso Álvarez Juan; el Subsecretario General de Gobierno, Francisco Rascón Lepe; el Director Estatal de Protección Civil, Antonio Rosquillas Navarro.