wrapper

Ciudad de México.– Andrés Manuel López Obrador, virtual ganador de las elecciones presidenciales y los empresarios del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) acordaron trabajar juntos para sacar adelante al país en temas como pobreza y para brindar oportunidades para los jóvenes. “Aunque somos mayoría en el Congreso, nada de prepotencia”, dijo.

“Ni arbitrarios ni prepotentes”, insistió. “Todo por la razón y el derecho”.

Con los empresarios, AMLO repitió una de sus mayores promesas de campaña: darle a los adultos mayores el doble de la ayuda que reciben. También puso gran énfasis en que los empresarios apoyen un programa de apoyo para dar empleo a los jóvenes.

México, que ocupa el segundo lugar en la tasa de pobreza de personas retiradas entre los 34 países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), cuenta con un sistema de pensiones que data de 1992, mientras que la expectativa de vida ha pasado de 66 a 76 años, lo que implica una dependencia a la pensión por más tiempo.

En México, de acuerdo con cifras del Inegi, más de cuatro millones de jóvenes están fuera de la escuela y más de 600 mil se encuentran en riesgo de dejarla.

“Hemos establecido una agenda para hablar de temas macroeconómicos, de salud, de la diversificación de los mercados. Nos ha solicitado que le demos prioridad a los mecanismos para apoyar al sur del país”, dijo el presidente del CCE, que agrupa a 12 confederaciones y cámaras empresariales de todo México.

López Obrador mencionó que acordaron proteger a las pequeñas y medias empresas porque son las que más empleos generan en el país. Dijo que se les apoyaría con facilidades de crédito y fiscales.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía, en México hay más de 4.2 millones de microempresas que aportan 41.8 por ciento del empleo total. Las pequeñas suman 174 mil 800 y representan 15.3 por ciento de empleabilidad; por su parte, las medianas llegan a 34 mil 960 y generan 15.9 por ciento del empleo.

Adelantó que el primer compromiso con los empresarios será apoyar a 2 millones 600 mil jóvenes de todo el país dándoles becas para que estudien en universidades públicas y privadas, y apoyarlos en sus primeros trabajos.

“Este programa va a significar una inversión de 110 mil millones de pesos”, dijo.

Juan Pablo Castañón, a nombre del CCE, se sumó al programa para jóvenes del nuevo Gobierno comprometiéndose a llevar a un instructor a las escuelas para integrar a los jóvenes al campo laboral. “El compromiso del sector empresarial para este programa es que un instructor del sector pueda apoyar a las escuelas”, dijo.

En la reunión privada, López Obrador le pidió a los empresarios abrir oportunidades a los jóvenes en proyectos productivos. Les solicitó que pusieran prioridad en el sur, en donde el desarrollo es menor para México y donde se concentra la pobreza de México.

El tabasqueño reconoció que los empresarios le manifestaron una actitud responsable para trabajar por México. “Han manifestado su confianza con el nuevo Gobierno que va a encabezar las acciones de transformación del país”.

El tabasqueño aseguró que acordaron trabajar en un clima de confianza y que su partido, Morena, con mayoría en el Congreso, no va a imponer nada en perjuicio de México.

“Estamos inaugurando una etapa nueva, vamos a trabajar por el camino de la concordia. Hoy quedó muy claro en esta reunión con empresarios de que aún cuando nuestro movimiento tiene mayoría en el Congreso no se va a imponer nada”, dijo López Obrador ante el representante del CCE es uno de los organismos que junto con el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) lanzaron desplegados a lo largo de la campaña presidencial en su contra.

Valentín Jes, presidente del Consejo Mexicano de Comercio, dijo que estaba satisfecho con la reunión. “El señor nos está ofreciendo todo su apoyo y tenemos confianza que esto salga adelante”, indicó.

Marcos Martínez Gabita, presidente de la Asociación de Banqueros, dijo que López Obrador se vio “muy sereno” y que “se habló de mantener un equilibrio”.

Gerardo Gutiérrez Candiani, de zonas económicas especiales, precisó que el virtual Presidente se mostró con una gran apertura. “Un gran compromiso, se habló que la toma de decisiones será consensuada, que no se tomarán decisiones unilaterales”, explicó.

Gustavo de Hoyos, de la Coparmex, dijo que se trató “ de una excelente reunión privada, con el interés en México”.

Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario, agregó que los empresarios le darán “un voto de confianza” al próximo Presidente de la República.

AMLO fue recibido la mañana de este miércoles por Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), en un hotel de Polanco, donde sostuvieron el encuentro con empresarios.

El candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” arribó al inmueble antes de las 8:30 horas, acompañado de Alfonso Romo, coordinador de la Oficina de la Presidencia de la República del equipo de transición; César Yáñez, futuro encargado del área de Comunicación Social del Ejecutivo, y Carlos Urzúa, quien fungirá como el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Ayer, Alfonso Romo dio a conocer que el tabasqueño se encontraría con el CCE para iniciar un “diálogo constructivo”.

El próximo Jefe de la oficina de la Presidencia explicó que los temas de la reunión son “macroeconomía, política industrial, lo que sienten ellos, sus preocupaciones y empezar un dialogo constructivo para caminar juntos”.

Romo anticipó que el objetivo es “platicar, comentar, ver cómo se sienten, qué necesitan y en qué podemos apoyar para impulsar el crecimiento (del país)”.

Explicó que esta reunión será diferente a la que celebraron en el marco de la campaña electoral y que resultó polémica.

Romo reveló que el lunes, el próximo Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, tuvo una videoconferencia con más de 400 fondos de inversión en la que se reafirmaron algunas líneas de la política económica de la próxima Administración.

El presidente del CCE, Juan Pablo Castañon, consideró la reunión con López Obrador como pertinente “porque es momento de trabajar de manera conjunta en una agenda” sobre competitividad, libertad económica, variables macroeconómicas, gasto público, inflación y estabilidad”, entre otros temas.