wrapper

En 12 horas Guanajuato contabilizó 18 ejecuciones, entre ellas la de tres niños en un ataque armado a comunidades rurales del municipio de Apaseo el Alto, en donde solamente ahí, se contabilizó la masacre de ocho personas.

Desde las tres horas de ayer comenzó la oleada de violencia, luego de que fuera hallado el cadáver de un sujeto atado de manos y con heridas de arma de fuego, en Irapuato.

A las 8 de la mañana, en Salamanca, un vendedor de verduras del mercado Teresa Esteves, en pleno centro de la ciudad, fue baleado y muerto. En las comunidades rurales de Mogotes y Los Leones, del municipio de Abasolo, a las 9 de la mañana, fue hallado un hombre muerto.

Alrededor de las 10 horas, en Guanajuato, fueron asesinados dos hombres en lo que aparenta un pleito, en la comunidad Santa Teresa. A la misma hora, pero en Irapuato, otro hombre fue baleado y asesinado en la colonia Villas de San Cayetano.

A las 11 de la mañana, en Valle de Santiago, fue encontrado un cuerpo en un campo de cultivo en la colonia Morelos. También a esa hora, y también en Irapuato, en la comunidad rural lo de Juárez, estrechamente ligada al robo de combustible, fue muerto un hombre de un disparo en la cabeza.

Poco antes de las 12 del día, un enfrentamiento entre grupos armados dejó ocho muertos y cinco lesionados. Entre las víctimas mortales hay tres niños. Los hechos ocurrieron entre las comunidades de San Bartolomé Aguascalientes y San Antonio de Calichar, del municipio de Apaseo el Alto.

Ya a las 12:30 del día, otro grupo armado disparó contra tres personas que se encontraban en una tienda de abarrotes de la comunidad La Esperanza, en Salvatierra. Dos personas murieron en el lugar, la tercera fue llevada al hospital en estado grave.

La violencia en el estado no ha parado desde, por lo menos, cuatro años.

Diversos grupos delictivos operan en el estado, desde hace meses el huachicoleo ha sido uno de los problemas.