wrapper

Con 16 mil 872 muertos y 142 mil 690 contagios acumulados por el virus SARS-CoV-2, la Secretaría de Salud del gobierno federal advirtió que México está en semáforo rojo y en el corto plazo no habrá una vacuna para atacar la epidemia que continúa en crecimiento, por lo que destacó que para ir saliendo al espacio público las medidas de prevención será la sana de distancia de al menos 1.5 metros y lavarse las manos.

En el reporte diario, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, indicó que Nuevo León y Coahuila han sido las entidades que han ralentizado los reportes sobre el comportamiento del virus por falta de comunicación, principalmente, pese a que se cuentan con plataformas electrónicas para asentar los datos.

"No tenemos explicación de por qué a lo largo de diez días no se ha aportado la información se las unidades médicas de esas entidades", dijo el funcionario.

En tanto, sobre la epidemia por COVID-19 reiteró el llamado a la población en quedarse en casa y tener en cuenta que esta enfermedad se encuentra aún en punto de máximo riesgo de su propagación.

A 13 días de la llamada "nueva normalidad", Hugo López-Gatell expuso: "La epidemia ter-minará en algún momento de octubre, estamos en un momento de incertidumbre. La expectativa es llegar a aplanar la curva epidémica".

Destacó que se evitar el aceleramiento de apertura social.

EL EFECTO DE LA SANA DISTANCIA. Ricardo Cortés, director de Promoción de la Salud, explicó en conferencia de prensa en Palacio Nacional que ante los indicadores de riesgo por el contagio y la eventual reapertura de actividades en los espacios públicos se debe tomar como medida de protección es a partir de uno mismo.

Indicó que el espacio íntimo de las personas es aquel que permite observar lo que hay alrededor de cada uno.

El espacio personal establece una distancia de medio metro, el espacio social implica estar a 1.5 metros con respecto al otro y el ideal del espacio público es de 3.5 metros.

Sin embargo, ante la posibilidad de mantener esta última distancia, el funcionario federal advirtió que siempre será mejor buscar el espacio de 1.5 metros, además del lavado constante de manos, uso correcto de cubrebocas y no olvidar la etiqueta en el estornudo.