wrapper

El Gobierno mexicano prometió este martes acelerar sus metas climáticas tras la visita del día anterior de John Kerry, enviado especial de Estados Unidos para el clima.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que México presentará un informe con los compromisos ambientales actualizados en la próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que ocurrirá en Glasgow, Escocia, a partir del 1 de noviembre.

“Fue un buen encuentro, nos pusimos de acuerdo, (el canciller) Marcelo Ebrard tiene la encomienda de elaborar una propuesta con compromisos que formalmente va a presentar México en la cumbre del cambio climático", expresó el mandatario en su rueda de prensa matutina.

Kerry visitó este lunes el sureste de México para observar el programa Sembrando Vida, con el que se han reforestado 1 millón de hectáreas al apoyar a más de medio millón de personas, según el Gobierno.

Ni el canciller ni el presidente aclararon si EU prometió apoyar la extensión del programa en Centroamérica, como pretende López Obrador con el argumento de mitigar la ola migratoria que afronta la región.

“¿Cuál es el punto al que se llegó? Tanto México como Estados Unidos vamos a trabajar juntos para acelerar las contribuciones que podamos hacer para reducir las emisiones de gas metano, para cumplir con todas las metas que nos hemos propuesto”, respondió Ebrard.

El secretario de Relaciones Exteriores enunció el compromiso de México de reducir en 22 % la emisión de gases de efecto invernadero y en 51 % las emisiones de carbono.

Aunque no precisó una fecha para alcanzar los objetivos, aseguró que López Obrador "no ha querido que los compromisos se hagan a plazos muy largos" porque solo "acaban en declaraciones políticas".

“El presidente acordó para 2022 el poder ampliar incluso las metas, sobre la base de la seriedad, insisto, no en plantear objetivos que le correspondan a otros gobiernos, sino empezar desde ahora”, sostuvo el canciller.

En la visita, Kerry aplaudió el plan de reforestación de México, pero invitó al país a virar su economía hacia las "cero emisiones" de dióxido de carbono al apostar por la energía eólica y solar.

Ebrard expuso que "México va a participar junto con Estados Unidos" en la economía verde, porque el resultado del encuentro "es una cercanía, un acuerdo, un compartir metas y objetivos", aunque "cada quien de acuerdo a sus posibilidades”.

“México y Estados Unidos van a ver también cómo podemos desarrollar juntos nuevas iniciativas y financiar también o encontrar el financiamiento adecuado para lo que va a ser la economía verde”, detalló.

Antes, en la misma conferencia, López Obrador defendió otra vez su reforma eléctrica, con la que pretende limitar a 46 % la participación privada en la generación de electricidad y fortalecer la Comisión Federal de Electricidad (CFE), relegando las plantas eólicas y solares de los privados.