wrapper

HERMOSILLO. Ayer se reportó el incendio de varias viviendas en Imuris, Sonora, con lo que suman cuatro días de violencia en el norte del estado luego de las balaceras registradas el pasado fin de semana en Magdalena de Kino, sin que la Fiscalía General del Estado y las autoridades municipales se hayan pronunciado al respecto.

El incendio de casas en Imuris fue dado a conocer a través de cuentas de Facebook y Twitter, en las que señalan que al menos cinco viviendas fueron atacadas durante la madrugada. La cuenta @911Sonora, que da información oficial sobre atención a emergencias y depende el Gobierno estatal, informó que se atendieron tres siniestros en esa población durante la tarde de ayer.

De acuerdo con la página de Facebook del periodista Hiram González Machi, se trató de un incendio simultáneo en las colonias Pueblo Nuevo y Estadio de Imuris, donde el personal de Bomberos y Policía Municipal se encuentran presentes.

El Sol de Hermosillo consultó a la Fiscalía y a la Secretaría de Seguridad del estado de Sonora, pero no han emitido respuesta. Por su parte, Gloria Karina Lagarda Lugo, directora General de Comunicación Social de esta última dependencia, señaló que la Guardia Nacional es el primer respondiente y esperan a que esa instancia federal informe sobre los hechos.

Desde el pasado domingo por la noche ya se reportaban domicilios en llamas como resultado de los enfrentamientos suscitados en Magdalena de Kino, municipio que se encuentra a 25 minutos de Imuris.

La violencia se ha extendido en Sonora durante los últimos meses. Desde 2018, los enfrentamientos y asesinatos se limitaban en la zona sur del estado, principalmente en los municipios de Guaymas y Cajeme, donde asesinaron al candidato a alcalde de Movimiento Ciudadano, Abel Murrieta, en mayo pasado y al periodista Ricardo López, apenas la semana pasada.

Sin embargo, desde 2019 comenzaron a presentarse enfrentamientos y asesinatos múltiples en el norte del estado, principalmente en Caborca y Magdalena de Kino.

También al este del estado, en la frontera con Chihuahua, se han registrado hechos de violencia. El más importante fue la matanza de nueve miembros de las familias LeBarón y Langford cuando viajaban rumbo a Bavispe, en los límites de ambos estados, a manos del grupo criminal conocido como La Línea, que se disputa el territorio contra células del Cártel de Sinaloa, y al que pertenecían los 10 sicarios detenidos el fin de semana en Magdalena.