wrapper

Derivado del aumento en las tarifas eléctricas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que oscilan entre 200% y 300% con respecto a noviembre de 2017 y que afectan principalmente a Baja California, los industriales de Tijuana alertaron que el precio de los productos y servicios podría dispararse hasta 40% para los consumidores.

Además de una mayor inflación, ese sector patronal previó el inminente cierre de empresas, la paralización y salida de inversiones, despidos masivos, desempleo y más inseguridad en la región, por lo que se dijo preocupado y molesto por los incrementos disfrazados en las tarifas eléctricas, al tiempo que consideró un engaño las declaraciones del secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya y del presidente, Enrique Peña Nieto de que no habría tales aumentos.

Así lo dieron a conocer los presidentes de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) Tijuana, Marcello Hinojosa Jiménez; de la Asociación de la Industria Maquiladora y de Exportación (Index), Luis Manuel Hernández; y el de la Asociación de Industriales de la Mesa de Otay (AIMO),Salvador Diaz González

En conferencia de prensa, mostraron los recibos de las empresas: Aluminio de Baja California, cuya facturación fue de 2 millones 410 mil 193 pesos del 31 de octubre al 20 de noviembre de 2017. Mientras que por el recibo de diciembre deberá pagar 4 millones 391 mil 436 pesos, aun cuando consumió menos energía eléctrica.

Otro caso es el de Jaquizzi de México S.A. de C.V., maquiladora que tiene a alrededor de 500 empleados, y que pagó 668 mil 949 pesos del 31 de octubre al 30 de noviembre de 2017. En contraste con el millón 210 mil 920 pesos que deberá sufragar con el nuevo recibo, a pesar de que también tuvo un menor consumo pues no laboró durante unos días en el último mes del año pasado.

El incremento de los precios de las tarifas eléctricas no sólo afecta a las medianas y grandes compañías, sino también a las pequeñas, cuya facturación se elevó de los 15 mil pesos a los 50 mil pesos. Las empresas no tienen cómo enfrentar esta obligación porque sale de sus presupuestos, añadieron.

“Estas alzas son tan significativas que sacan de competencia a muchos de los industriales que exportan su producción. También afectan a comerciantes y a prestadores de servicios, así como al gobierno”, pues se encarecerán la operación de la CESPT y del alumbrado público que pagan los ayuntamientos, precisaron.

Por lo anterior, el sector industrial está en contacto con el gobierno estatal con quien busca un acercamiento con el director de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo García Alcocer, para entender cómo se definieron esas tarifas y establecer mesas de trabajo.

A su vez, denunciaron que las autoridades federales están dándole más prioridad a otros estados, como los del Bajío, donde la tarifa eléctrica es más competitiva, con lo que las maquiladores podrían dejar Baja California para instalarse allá. De modo que estarían en riesgo 600 industrias, 300 mil empleos directos y un millón indirectos.

Asimismo, Canacintra emplazó a la CFE para que de manera conjunta analice los esquemas de emergencia que impidan el cierre de empresas por el corte inminente de electricidad, estableciendo en un plazo inmediato convenios que permitan continuar operando hasta en tanto no se resuelva en definitiva esta situación.

Finalmente, los industriales estudiarán la posibilidad de interponer amparos jurídicos ante el aumento en las tarifas eléctricas.

 

z